EL “NUEVO” MÁS MONUMENTAL ROMPIÓ DOS RÉCORDS Y FUE TODO FESTEJO

El estadio de River Plate fue una de las noticias de este fin de semana en la Liga Profesional de Fútbol Argentino. Se vivieron distintas emociones en el Antonio Vespucio Liberti y en lo futbolístico, el equipo ganó 2 a 1 a Argentinos Juniors en un partido ajustado y que al Millonario no le sobró mucho dentro del campo de juego. 

Se jugó la fecha Nº3 del campeonato argentino y tuvo la inauguración de las nuevas obras que se realizaron en los últimos meses en el estadio Más Monumental. La capacidad del estadio fue de 83.198 almas dentro de las tribunas lo cual marcó dos récords: es el número más alto de espectadores en la historia del fútbol argentino y ahora se convirtió en el estadio de fútbol de Sudamérica con mayor capacidad de espectadores. Es más, aún le falta culminar una platea más, y el número llegaría a más de 84 mil simpatizantes. 

Hasta el año 2013, la capacidad del Monumental era de 61 espectadores, ahora cambió rotundamente esa cifra. El domingo se vivió una fiesta y la gente fue temprano para aprovechar el día festivo. 

Además de un renovado Monumental, fue el primer partido de la era de Martín Demichelis en el recinto del Millonario, que volvía a la cancha de sus amores siendo DT luego de 20 años. A su vez, es el primer partido sin Marcelo Gallardo frente al mando del equipo luego de su gloriosa etapa. 

El día fue completo con el reconocimiento a los jugadores campeones del Mundo que representaron a River Plate en los tres mundiales obtenidos por la Selección Argentina. Recibieron su reconocimiento Hector Henrique, Danial Passarella, Ubaldo “Pato” Fillol, Oscar Ruggeri, Beto Alonso, Nery Pumpido (que no pudo asistir) y el actual campeón del Mundo, Franco Armani. Junto al arquero titular de River Plate, recibieron una placa Pablo Aimar y el ratón Ayala por su pasado en el club y actuales ayudantes de campo de Lionel Scaloni.

Previous articleMÁS DE 25 MIL DESAPARECIDOS EN LA CATÁSTROFE DE TURQUÍA Y SIRIA
Next articleCONSEJOS PARA EL CORRECTO USO DEL PRESERVATIVO