EL SENADO APROBÓ LA LEY «BASES»

El senado aprobó en general la Ley Bases, en un empate de 36 votos a favor, y 36 en contra en el que la vicepresidenta Victoria Villarruel tuvo que definir. Con la aprobación de la legislación, el gobierno oficialista afianzará su rumbo económico y el mandatario Javier Milei obtendrá las facultades extraordinarias delegadas.

Antes de elegir, Villarrue respaldó la represión policial ocurrida a las afueras del Congreso Nacional: «Hoy vimos dos Argentinas: una que incendió un auto, que arroja piedras y que debate el ejercicio de la democracia. Y otra, la de los trabajadores que están esperando con profundo dolor, que se respete la votación que en noviembre de 2023 eligió un cambio».

Imagen: captura de pantalla.

Del mismo modo, la presidenta de la Cámara manifestó: «Que Argentina realmente se barajara y se cambiara una situación que se perpetuó en el dolor por muchos años. Por esos argentinos que sufren, que no quieren ver a sus hijos irse del país, mi voto es afirmativo«. Luego continúo la votación en particular, entre las que se aprobaron las facultades delegadas al Poder Ejecutivo y las privatizaciones de varias empresas públicas.

REPRESIÓN EN LAS INMEDIACIONES DEL CONGRESO

Prefectura Naval Argentina avanzó frente a las inmediaciones del Congreso, reprimió y arrojó gas pimienta a Diputados de Unión por la Patria, en el marco del debate de la Ley Bases en la Cámara Alta. Cinco de los funcionarios fueron hospitalizados, entre ellos, Eduardo Valdés, Luis Basterra, Juan Manuel Pedrini y Carlos Castagnetto que convulsionó y tuvo que ser atendido en el área de enfermería del Congreso.

Cerca de las 13.30, las fuerzas de seguridad comenzaron a avanzar sobre avenida Entre Ríos para quitar a todos los manifestantes cerca del Senado, en busca de aplicar el protocolo antipiquetes. Si bien era una movilización pacífica, testigos aseguran que los efectivos marcharon contra los manifestantes, los empujaron y empezaron a reprimirlos sin ningún tipo de razón.

Los legisladores estaban ubicados en la puerta del Congreso y buscaban llegar a la concentración, pero prefectura les arrojó gas pimienta en la cara, a menos de un metro de distancia. Una de las afectadas en este violento hecho fue la diputada Roxana Monzón, que corrió junto a otros funcionarios para buscar aire y recomponerse de a situación.

Previous articleAXEL KICILLOF SE REUNIÓ CON EL PAPA FRANCISCO
Next articleSILVINA BATAKIS ENTREGÓ CRÉDITOS “BUENOS AIRES CREA EN MERLO”