CHANGOMÁS DESPIDIÓ A 33 EMPLEADOS

La cadena de supermercados Changomas despidió a 33 trabajadores de las sucursales en San Justo y La Tablada.

La empresa, propiedad del empresario Francisco De Narváez, justificó los despidos bajo el argumento de una “reestructuración”. Sin embargo, esta decisión sido duramente criticada por el Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio (SEOCA) en Zona Oeste, que respondió con un bloqueo en las sucursales afectadas.

La delegada de SEOCA en San Justo, Paola Gómez, expresó: “Cuando llegamos esta mañana nos enteramos de 27 bajas en esta sucursal. Están todos esperando a ver a quién le toca. Sostenemos que los despidos son arbitrarios, tanto acá como en La Tablada y en el resto de la Provincia de Buenos Aires”.

Gómez cuestionó los motivos de la empresa, y señaló que mientras manifiestan crisis y necesidad de reestructuración, hay inversiones en otros sectores. “Para tomar una decisión de esta magnitud y dejar trabajadores en la calle, no tuvieron ninguna consideración”, afirmó.

Mariana Pedemonte, una de las empleadas despedidas, relató su experiencia. Con 18 años de trabajo en el Hipermercado de San Justo, en el sector de venta online, Pedemonte describió el impacto personal del despido. “A eso de las 8, los gerentes nos empezaron a llamar uno por uno para que nos acercáramos a Recursos Humanos. Ahí nos contaron que estábamos desafectados de la empresa”, explicó.

En medio de la tensión y el bloqueo sindical, representantes del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires se acercaron a ambas sucursales para mediar en la crisis laboral. Hasta el momento, el gremio SEOCA mantiene la medida de fuerza y ha anunciado que continuará con las protestas hasta alcanzar una solución favorable para los trabajadores afectados.

Este conflicto en Changomas se suma a otros episodios de tensión laboral en la región, como la reciente protesta en el frigorífico Santa Julia debido al incumplimiento de acuerdos paritarios. La situación en Changomas destaca la fragilidad del mercado laboral en el contexto actual y la necesidad de diálogo entre empleadores y empleados para evitar el deterioro de las condiciones laborales y económicas en La Matanza.

Previous articleDONALD TRUMP CHOCÓ CONTRA UNA NAVE EN UN AEROPUERTO
Next articleRACING RECIBE A COQUIMBO UNIDO CON EL TRIUNFO COMO OBJETIVO